REVISTA DIABETIC MEDICINE
Proponen incorporar las nuevas tecnologías en la prevención y tratamiento del pie diabético
A pesar de que es una enfermedad común se requiere más investigación sobre el manejo del pie diabético.

 

El pie diabético sigue siendo un problema común y aún así hay cuestiones relacionadas con esta enfermedad que quedan por estudiar. Es por eso que se comenzó a pensar en ampliar el papel de la tecnología para la evaluación de la enfermedad del pie diabético y la teledetección en el cuidado centrado en el paciente.

Así lo propone el estudio ”New horizons in the understanding of the causes and management of diabetic foot disease: report from the 2017 Diabetes UK Annual Professional Conference Symposium” (Diabetic Medicine. Vol: 34 Nro: 3 Págs: 305 – 315 Fecha: 01/03/2017) fue realizado por la Universidad de Leicester, la Universidad de Nottingham y el Norfolk and Norwich University Hospitals NHS Foundation Trust de Gran Bretaña.

El pie diabético sigue siendo un problema común. Para las heridas de esta enfermedad, clásicamente se recomienda el tratamiento que se indica para cualquier infección, la descarga de la herida y asegurar un buen suministro de sangre, así como asegurar que los otros factores de riesgo modificables se abordan y optimizan. Sin embargo, quedan varias preguntas sobre otros aspectos del cuidado del pie diabético, como por ejemplo el impacto de las nuevas tecnologías en la identificación de microorganismos presentes en la herida (por ejemplo la detección del ARN ribosomal 16S bacteriano) así como el uso de nuevos métodos para tratar las infecciones.

También se considera el uso de las nuevas tecnologías de teledetección para identificar a las personas en riesgo de desarrollar ulceración de los pies, en un intento de permitir la intervención temprana y la prevención de las úlceras en los pies. Un ejemplo de estas tecnologías son los monitores termográficos infrarrojos, que evalúan la temperatura de los tejidos en riesgo.

Otro factor importante es el impacto psicológico de la enfermedad del pie diabético, que es a menudo pasado por alto, pero ahora se está considerando con más frecuencia a raíz de un número creciente de publicaciones sobre el tema, en los que se aborda el papel de causa y efecto que la psicología juega en la enfermedad de los pies, como las úlceras y la neuroartropatía de Charcot.

Las personas con diabetes tienen un 25% de probabilidades de desarrollar una úlcera de pie en su vida, y se ha estimado que aproximadamente el 2.5% de los 415 millones de adultos en todo el mundo que tienen diabetes también tienen úlceras de pie diabético.

Hasta el 85% de las amputaciones de las extremidades inferiores están precedidas por úlceras, la mayoría de las cuales están infectadas por comunidades polimicrobianas difíciles de tratar. Y como para dar un ejemplo del costo en salud pública que este mal implica, en el Reino Unido, las enfermedades relacionadas con el pie diabético representan aproximadamente 1 de cada 150 libras gastadas en el Servicio Nacional de Salud.

El uso a mayor escala de estas nuevas tecnologías puede permitir la identificación de los tejidos en riesgo en una etapa temprana, lo que permite una intervención oportuna y la prevención de heridas en los pies.