British Medical Journal
Esperanza de vida: aumentó por reducción de muertes por enfermedad cardiovascular
Sin embargo, las muertes por cáncer se redujeron de manera dispar.

El cáncer está superando a las enfermedades cardiovasculares (ECV) como la principal causa de muerte en muchas poblaciones de altos ingresos y se proyecta que se convierta en una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo en las próximas décadas. Y mientras que las muertes por ECV se redujeron en los últimos años y permitieron un aumento de la esperanza de vida, las de cáncer mostraron reducciones dispares.

Así lo sugiere el estudio “Benchmarking life expectancy and cancer mortality: global comparison with cardiovascular disease 1981-2010” (BMJ, 357 (8111), Página: j2765, 2017), elaborado por la Agencia Internacional de Investigaciones de Cáncer de Lyon, Francia; la Universidad de California; la Universidad de Nueva York y la Dartmouuth College, las tres de Estados Unidos.

El objetivo del estudio fue el de cuantificar el impacto del cáncer (todos los cánceres combinados y sitios principales) en comparación con la enfermedad cardiovascular (ECV) en la longevidad en todo el mundo durante 1981-2010, para lo que se utilizaron los sistemas nacionales de registro civil en los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud, entre los que se consideraron 52 poblaciones con datos de moderada a alta calidad sobre mortalidad por causa específica.

Para eso, se analizaron las contribuciones específicas de la enfermedad a los cambios en la esperanza de vida en las edades 40-84 (EV 40-84) en el tiempo y en las poblaciones, agrupadas por dos niveles de los índices de Desarrollo Humano (IDH)

Como resultados, se detectó el descenso de las tasas de mortalidad por ECV durante 1981-2010, lo que contribuyó, en promedio, a más de la mitad de las ganancias en EV40-84. Las ganancias fueron 2,3 (hombres) y 1,7 (mujeres) años, y 0,5 (hombres) y 0,8 (mujeres) años en poblaciones de alto y mediano y alto IDH, respectivamente.

La disminución de las tasas de mortalidad por cáncer contribuyó, en promedio, al 20% de las ganancias en EV40-84 o 0,8 (hombres) y 0,5 (mujeres) en poblaciones muy altas de IDH, y a más del 10% o 0,2 años (ambos sexos) en poblaciones de IDH mediano y alto. La disminución de las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón provocó la mayor ganancia de EV 40-84 en hombres en poblaciones de IDH muy alto (hasta 0,7 años en los Países Bajos), mientras que en poblaciones de IDH medio y alto su contribución fue menor pero aún positiva. Entre las mujeres, las tasas de mortalidad por cáncer de mama fueron en gran medida responsables de la mejora de la longevidad, particularmente entre las poblaciones de IDH muy alto (hasta 0,3 años en el Reino Unido). Por el contrario, se observaron pérdidas en EV40-84 en muchas poblaciones de IDH mediano y alto como resultado del aumento de las tasas de mortalidad por cáncer de mama.

Como conclusión, el control de las enfermedades cardiovasculares ha llevado a aumentos sustanciales en EV40-84 en todo el mundo. Sin embargo, la desigualdad en la mejora de la longevidad atribuida a la disminución de las muertes por cáncer refleja inequidades en el control del cáncer, en particular en las poblaciones con menos recursos y en las mujeres.
Se necesitan acciones mundiales para revitalizar los esfuerzos para el control del cáncer, con un enfoque específico en los países con menos recursos.

El cáncer está superando a las enfermedades cardiovasculares (ECV) como la principal causa de muerte en muchas poblaciones de altos ingresos y se proyecta que se convierta en una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo en las próximas décadas. En 2012 hubo 8.2 millones de muertes por cáncer en todo el mundo y en 2035 se prevé que estas muertes aumenten a 14.6 millones.

Share